Leer el pensamiento

Imprimir

¿Es conveniente saberlo todo?

Imaginemos que pudiéramos comunicarnos a través del pensamiento. Bastaría con fijar nuestra mirada más de un segundo en la mirada del otro para saber que se le está pasando por la cabeza. Leeríamos su mente. Conversaríamos sin el mas mínimo gesto facial. Si sonido, sin voz, sin nada. Solo mirando. Su pensamiento sería transparente para nosotros.